Los discursos de odio y la maldad institucionalizada

En el programa Agenda Abierta 21 del último viernes, la licenciada Patricia Cuesta analizó los discursos de odio generados a partir del nacimiento del Francisco, el hijo de Alberto Fernández y Fabiola Yañez. También reflexionó sobre los motivos que hacen que las personas manifiesten y propaguen tanto odio desde los comienzos de la historia hasta hoy

Por Patricia Cuesta

Edición Diego Adur

Agenda Abierta 21

El odio como tal puede generarse a través de distintos hechos. En este caso analizaremos las reacciones violentas y los discursos de odio que aparecieron en redes sociales tras el nacimiento de Francisco, el hijo del presidente Alberto Fernández y Fabiola Yañez.

Cuando un bebé viene al mundo siempre es un motivo de dicha, de esperanza y de felicidad. Lo primero que reciben sus padres son mensajes de buenaventura. En esta oportunidad, este no fue el caso. Al contrario, se hicieron elucubraciones realmente muy desagradables respecto al nacimiento de Francisco, referidas a lo que va a ser su vida y a lo que él representa. Se vieron cosas muy desagradables, incluso cuestionando que haya nacido a través de una cesárea o que tome leche de una mamadera en vez del pecho materno. No es ni necesario aclarar que no todas las mujeres son capaces de dar leche de su pecho, o al menos no inmediatamente. 

En respuesta a algunos de estos discursos nefastos apareció Tani Fernández, el hijo de Alberto con otra pareja. El hermano mayor de Francisco dice que va a enseñarle a su hermanito que él va a ser víctima de muchas situaciones de odio y que lo van a maltratar sin motivo, solo por ser el hijo de quien es. Tani quiere protegerlo. Dice que va a darle tanto amor para que no conozca lo que es el odio, para opacarlo. Conmueve que un pibe de 23 o 24 años esté pensando cómo proteger a su hermano del odio del que él es víctima. Las réplicas a esa postura apuntaban a cuestionar la orientación sexual y la identidad de género de Tani.

En contraposición, cuando la hija del ex presidente Mauricio Macri, Agustina Macri, se casó con Bernardita Barreiro, la hermana de Dolores Barreiro, nadie de la alta sociedad salió a criticarlo. A lo mejor porque se fue a vivir a Italia o a lo mejor por eso mismo se fueron a vivir a Italia. El odio se va instalando según la clase social y acorde a los intereses que representa cada persona.

¿Cuál es el odio que mueve a las personas a realizar atentados, a llevar a otras personas a tener una muerte violenta solo por pensar diferente y tener otra mirada del mundo?

Históricamente se dieron situaciones donde el odio y sus manifestaciones violentas ocuparon el centro de la escena. En nuestro pasado reciente, es evidente el odio con el que se desarrolló la última dictadura genocida cívico-militar-eclesiástica que torturó, violó y robó niñas y niños, entre muchas otras aberraciones. 

El odio se fue transmitiendo. Sigue estando y encuentra otras formas de salir a la luz. Hoy lo vemos en forma de agravios contra este bebé recién nacido. Es inentendible que exista esa clase de odio, esa maldad institucionalizada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.